Tengo un sueño...

Tengo un sueño. Quiero volar como un pájaro en el cielo, planear silenciosamente por el mundo, sin hacer ruido ni contaminar, quiero volar como un pájaro...

Tengo un sueño


Tengo un sueño. Quiero volar como un pájaro en el cielo, planear silenciosamente por el mundo, sin hacer ruido, sin contaminar, quiero volar como un pájaro...

Esto lo puedes hacer en un planeador y yo soy piloto de planeadores desde hace muchos años. En este tipo de vuelo, uno depende mucho de los demás, ya que se necesita un torno o una avioneta para que te eleven y además ni siquiera puedes alejarte demasiado del aeródromo cuando el tiempo no acompaña. Por eso se necesita un motor, ¡para ser independiente, para poder alzar vuelo cuando quieras e ir donde quieras!

Quieres disfrutar de la libertad de volar.

Pero lo quieres hacer en silencio, sin contaminar el medio ambiente. ¿Cómo podemos hacer esto?

Todavía no lo hemos conseguido, pero hemos dado grandes pasos en la buena dirección. Durante aproximadamente dos décadas, diferentes personas han experimentado con la propulsión eléctrica para aeronaves y se han desarrollado nuevos motores y nuevos sistemas de baterías, en gran medida gracias a los avances de la industria de los coches eléctricos. ¡Y ahora podemos decir que tenemos el primer avión de producción en serie con motores eléctricos! Este avión es de Pipistrel.

Pipistrel es un fabricante de aeronaves de Eslovenia que, junto a varias universidades, otras compañías eslovenas y Siemens Alemania, ha dedicado muchos años y muchas horas en sus proyectos para crear estas aeronaves. Esta firma eslovena ha ganado, además, varios desafíos de la NASA con sus prototipos y aeronaves experimentales y hoy ya cuenta con su primera aeronave eléctrica de producción en serie. Gracias a su fábrica de energía cero, donde genera más energía de la que requiere la producción, Pipistrel también contribuye a un medio ambiente más limpio.

Y entonces ¿cómo podemos ayudar y respaldar esta transición al avión eléctrico?

Yo tengo una posible respuesta: apoyar a Pipistrel y comprar y promocionar sus aeronaves. Si compras un Alpha Trainer eléctrico o un planeador Taurus G2, estarás ayudando directamente a su desarrollo, pero incluso si adquieres otra de las increíbles aeronaves de Pipistrel, que por cierto, todas han batido récords de bajo consumo, estarás poniendo tu granito de arena a un mundo más limpio y menos ruidoso.

Y por esto decidimos comprometernos y distribuir aviones de Pipistrel en Andorra. Resulta que además sus aviones son de muy alta calidad, su mantenimiento es mínimo y ¡pilotarlos es increíble!

Un poco más sobre nosotros

Ahora ya conoces nuestros sueños, es el momento de contarte un poquito más sobre nosotros.

Beate y yo vivimos juntos desde hace 10 años y además también trabajamos juntos. Tenemos una empresa de informática que proporciona servicios de almacenamiento de datos en nubes para pequeñas y medianas empresas de todo el mundo. Este servicio se llama RapidiOnlineSi quieres saber más puedes hacer clic aqui.

Somos miembros de Rotary International y ambos disfrutamos ayudando a los demás a través de esta organización. Somos miembros activos del club Rotary francés Rotary Club de Haute Vallee de L'Aude y yo, además, también soy miembro de 'Flying Rotarians' (IFFR).

Michael

Mi interés por la aviación empezó cuando estaba estudiando Informática en la Universidad Técnica de Dinamarca. En 1987 obtuve mi licencia de vuelo en planeador y desde entonces me dediqué a planear por toda Dinamarca e incluso por los Alpes franceses. En 1993 llegó el turno de la licencia de piloto privado (PPL) y en 1997 le añadí la habilitación de vuelo instrumental y de vuelo bimotor. Entre finales de los noventa y principios de los 2000 utilicé mis licencias para pilotar el bimotor Partenavia P68 y el monomotor Gruman American AA5 e ir a ver a nuestros clientes a Alemania y a los países nórdicos. Llevo realizadas alrededor de 500 horas de vuelo en estas aeronaves.

Desde que me mudé al sur de Francia en 2004, ya no vuelo tanto en esos aviones con los clientes. Las distancias se volvieron muy largas y teniendo en cuenta el combustible que consumían esos aviones, dejó de ser rentable. La mayoría de nuestros encuentros tenían lugar a través de Skype o internet en lugar de viajar al encuentro con ellos.


Hace unos años, volví a retomar los planeadores; esta vez, en un pequeño club aeronáutico de Puivert, a los pies de los Pirineos. Tuve que obtener una nueva licencia de vuelo en planeador ya que mi licencia danesa había caducado y, además, ni siquiera era válida en Francia. He disfrutado tanto estos últimos años planeando por los Pirineos y Australia...

Beate

Beate también tiene un pasado en el mundo de la informática. Tiene un máster en Informática y otro en Español y se ocupa del diseño, accesibilidad y marketing de nuestra compañía. Su pasión es conseguir que sus creaciones, ya sean en la red o en papel, resulten atractivas y al mismo tiempo funcionales y fáciles de usar. En su tiempo libre le gusta ocuparse del jardín, vivir la naturaleza, preparar deliciosa comida sana y decorar la casa.

Otra de nuestras pasiones es viajar. Beate ya ha dado la vuelta al mundo como mochilera y juntos hemos hecho grandes viajes por Europa y Australia. Si esto te interesa, echa un vistazo a este blog.

Uno de nuestros sueños es dar la vuelta al mundo en un Panthera eléctrico o quizá, siendo más realistas, en un Panther Hybrid.

En 2013 nos mudamos de Francia a Ordino, Andorra, donde vivimos ahora y donde hemos emprendido esta nueva aventura con Pipistrel

Esperamos que disfrutes leyéndonos. ¡Nos gustaría que nos escribieses!

Beate y Michael